Cultivar una Práctica en Casa

Artículos

Por Loreto Cortés

Una de las mejores cosas del yoga, es que no necesitas mucho para poder practicar, y esto es algo que todos los practicantes de Ashtanga Yoga saben. Solo necesitas un mat, y las ganas de conectar con tu cuerpo y tu respiración para practicar donde sea que estés, incluso desde casa.

Aunque todos disfrutamos de reunirnos en nuestra escuela, y practicar con la guía de un profesor y con la compañía presencial de nuestra comunidad, a veces simplemente no es posible. Es entonces cuando debemos adaptar nuestra práctica a nuestro entorno.

Cultivar una práctica desde casa es el llamado que hacemos el día de hoy. Es por eso que queremos compartir contigo seis tips que te ayudarán a hacer esto, y mantenerte activo.

 

#1: Práctica, ritual y espacio

Encontrar un espacio sin distracciones es ideal, pero lo realmente importante es que hagas de este espacio algo tuyo. Coloca tu mat, prende una vela, enciende un incienso, crea un ritual que te conecte contigo mismx al momento de practicar.

Tu habitación, el living, o incluso un pasillo son una excelente opción para poner tu mat y comenzar a practicar. Intenta hacer de este sitio tu lugar de práctica diario, y acostumbrate a moverse y respirar allí.

 

#2: La guia de tu practica es tu respiración

El yoga busca cultivar un estado de presencia y tu respiración debe ser tu guía durante tu práctica. Durante cada acción, recuerda siempre estar pendiente de tu respiración. si te distraes, vuelve a tu respiración.

Este es el elemento que te permitirá estar presente en tu práctica. Mientras más te enfoques en ella, mayor será el beneficio de tu práctica.

 

#3: Eres parte de una comunidad

Aunque estés practicando desde casa, sigues formando parte de una comunidad global, que se está en la misma sintonía que tú, . Busca conectar con esta energía durante tu práctica.

Ser parte de esta comunidad es algo que lo que nos mueve y da energía. Que esto sea un impulso en tu práctica! 

 

#4: Entender por qué estás practicando 

Recuerda que las asanas y los elementos del método son herramientas para conseguir una mejor salud y paz interior. La meta es poder conectarse contigo mismo, con tu cuerpo, tu respiración y conseguir un mayor bienestar

Es importante creer en nosotros mismos durante nuestra práctica en casa y tener confianza en lo que haremos. Darle un sentido a nuestra práctica más allá del asana es vital para disfrutarla y obtener de ella los mayores beneficios.

 

#5: Observa tu mente 

Cuando practicamos en casa, más que otro lado, el encuentro con la mente es directo. Hay más distracciones, y una tendencia natural de nuestra parte a entorpecer lo que debemos hacer.

Toma este momento como un espacio para reconocer este obstáculo que nuestra propia mente nos pone, y transformarlo en una oportunidad para desarrollar la concentración y dominar nuestros pensamientos. Aprovecha tu práctica como una forma de cultivar tu voluntad y determinación.

 

#6: No ser tan exigente, tampoco indulgente

Es importante empezar de a poco, con pasos pequeños que sean desafiantes pero a la vez realistas y que se puedan lograr. Busca mantenerte motivado y entender que la práctica de yoga desde casa debe ser una actividad por y para tí. 

Empieza de a poco, con pasos pequeños, y verás como con los días tu práctica irá creciendo de forma natural. Intenta practicar lo más seguido que puedas, respeta tu tiempo y date la oportunidad de mantenerte en movimiento incluso cuando no puedes ir a tu estudio de yoga. De eso se trata, de nada más.

Ashtanga Yoga Chile

La Luna hoy

Contacto

+56 9 9023 4289

info[at]ashtangayogachile.com

Estamos ubicados en Diego de Almagro 4667, esquina Montenegro. Ñuñoa, Santiago

Síguenos

Instagram Feed

 

© 2018 Ashtanga Yoga Chile - Política de privacidad y terminos de uso
Este sitio está protegido con reCAPTCHA y las Políticas de Privacidad y los Términos de Servicio de Google.